Lombardo

Querido lombardo, no tenemos palabras ni existen tampoco para describir el amor que teníamos por ti y que seguiremos teniendo eternamente. Por lejos eres el mejor gato que ha pisado esta tierra, regalón como ninguno, cariñoso y por sobre todo alegre. Nunca nos rasguñaste, siquiera una pequeña, siempre estabas donde estabamos y nos seguías hasta al baño. Fue tan poquito el tiempo pero sentimos que fueron años, te amamos con todo el corazón y se que tu hermanito lucas también, quien te extrañara enormemente. Espero estés corriendo en el cielo de los gatos con un gran arenero, un castillo enorme como el que tenias aquí en casa y descansando en paz mi pequeñito, perdón si te hemos llorado tanto solo quiero que sepas que es por el enorme amor que había entre nosotros, nuestro hogar era pequeño por lo que donde sea que miráramos  ahí estabas y por dios que nos va a costar eso. La ausencia que se siente al llegar a casa y que no estés tras la puerta maullando rogando por qué entremos pronto para acariciarte se hará notar por siempre. Te amamos y amaremos infinitamente, algún día volveremos a estar juntos mi precioso Lombardo. Tus papás que siempre te llevarán en su corazón Jaime Serdio y Cristóbal Garnham

Compartir

WordPress Lightbox