Matilde

 

Querida Matilde, la casa se siente rara sin tu presencia física, sin un ladrido, sin un show de felicidad al llegar a casa y ya nadie nos hace compañía a la hora de la siesta. ¡Nuestra perrita humana, tan obediente, tan bien portada! Solo esperamos que tus 11 años junto a nosotros hayan sido tan lindos como los fue para nosotros el que formarás parte de la familia. ¡Te amamos Mati Mati, estarás siempre en nuestro corazón!

Compartir

WordPress Lightbox