Ñau

Gracias Ñau por los casi 13 años que estuviste con nosotros, extrañamos cada gramo de tu apolíneo y gordito cuerpo, tus maullidos exigiendo atención y esas caras de enojón mafioso que ponías diariamente, a pesar de esa fachada de mal genio tenías tus momentos de ser juguetón, tierno, regalón y adorable. También echaremos de menos lo que decían todos al conocerte: “¡¡Ohhhh pero qué gato más enorme!! ¿le puedo tomar una foto?” Te amaremos siempre =^..^= Familia Vásquez Doorman.

Compartir

WordPress Lightbox