Nela

Mil gracias por darnos la oportunidad de adoptarte y amar cada minuto de tu vida, gracias por permitirnos ser tus papitos.
Nos demostraste tu amor, felicidad y locura con cada juego, pataditas, besos y mordiscos que nos diste.
Tus patas de rana, galletas de chocolate, nariz de chancho, tu manera de dormir, mil locuras y recuerdos tuyos que llenan nuestro triste corazón pero sabemos que te fuiste llena de amor y cariño hasta el ultimo momento en que te vimos partir.
Gracias por pertenecer a nuestra pequeña familia, serás siempre nuestra UCHITO BONITO.
Siempre en el corazón de tus papitos, Sara y Manuel.

Compartir

WordPress Lightbox