Gaston Alonso

Gastoncito, llegaste a mi vida para darme responsabilidad, amor, ternura... Nunca imagine amarte tanto como lo hago, fuiste mi bebe, mi consentido, mi todo, a tal punto que cuando te perdí no lo asimile. Aun recuerdo tu voz cuando llegaba a casa, tu compañía en las largas noches de estudio, tu mirada tan tierna y desafiante a la vez, no sabes lo mucho que te extraño, cada día estas en mi, en mis acciones, en mis pensamientos, en mi corazón. Hoy, después de 4 meses me quiero despedir dándote las gracias porque me hiciste muy feliz, fuiste lo que siempre busque y aunque la vida solo te tuviera 4 años conmigo, fueron los mejores. Descansa hijo, perdóname y espérame, cada día es un día menos para que estemos juntos y podamos regalonear, comer yoghurt y sentarnos en el pasto a mirar la luna. Te amo Gastón Alonso, mi pequeño Al Capone.

Fuiste un gato muy especial para esta familia, siempre escuchábamos tu voz por las mañanas, tardes y noches. Te quiero mucho, eras un gato enorme y lleno de amor, ahora eres un angelito más que nos esta cuidando. Espéranos allá arriba, tu tío te quiere mucho. 

P.D: Devuelve los scotch de la casa.

Whatsapp