Luli

Lulita, 13 años nos acompañaste. Recuerdo que te fueron a buscar a San Bernardo, que sorpresa para mí verte en esa cajita en la que llegaste. Fuiste otro miembro de la familia, una hermana para mis hijos que te amaron, hermana también para la Kika y el Lukas, tus hermanos perrunos que llegaron a tu vida hace poco y los recibiste como una hermana mayor. Te caracterizabas cómo corrías y corrías en la calle, ¡te gustaba tanto hacerlo! Viste crecer a Javier y a Antonio, los consolaste y los acompañaste. Parecías un feroz perro guardián, y eras tan cariñosa con todos. Las palabras que te podamos decir hoy, quedan cortas, sólo decir que te amamos. Hoy tristes te deseamos un descanso merecido. No te olvidaremos. Vuela Alto Luli! Tu familia, Mauro-Silva

Whatsapp