Martin

 

Martincito hermoso, llegaste a nuestra vida como un regalo y sin duda fue el mejor que pudimos recibir. Durante 16 años fuiste parte de nuestra familia, alegraste nuestros días y nos acompañaste en todo momento incondicionalmente, fuiste una luz en nuestras vidas y ahora mereces descansar. Te extrañamos tanto…pero tenemos fe en que nos volveremos a encontrar algún día, te amamos infinitamente….vivirás en nuestros corazones para siempre mi niño.

Con amor Paulina, Laura y Familia

Compartir

WordPress Lightbox