Osita

Fue tan repentina tu muerte que es muy díficil despedir a una mascota que mas que eso, para nosotros fue nuestra primera hija que llego para formarnos como familia, podria decir tantas cosas de como jugabamos, con sus insaciables ganas que le tiraran su pelotita nunca se cansaba, el amor que sentia por su papi cuando llegaba del trabajo, tus locas ganas de ladrar hasta por una mosca que pasaba son tantas cosas que describirla en una palabra no se podria ya que fue una perrita inigualable, nos dejas con un gran vacio y tristesa en el corazón pero se y creo en dios que nos volveremos a encontrar al final de nuestros caminos. Te amamos infinitamente hasta siempre mi Osita.

Compartir

WordPress Lightbox