Pupino

Que descanses en paz mi fiel pupino, fueron semanas duras para los dos pero ya no te podía tener sufriendo, me regalaste momentos hermosos que siempre estarán en mi corazón, es difícil decirte adiós después del tiempo que nos tuvimos, intenté darte todo el amor del mundo, y espero haberte hecho feliz como tu me hacías a mi, nunca olvidaré cuando el feño te llevo a la casa eras un pequeño pompom con ganas de vivir y hoy en la mañana ya eras todo un hombre….también sé que ahora eres un angelito con alitas peludas que correrán y saltara por praderas llenas de zanahorias y verduritas.
Fuiste el mejor compañero
Hasta siempre pupino ♥️

Compartir

WordPress Lightbox