Crematorio de Mascotas

La cremación o incineración es realizada por hornos especializados que reducen a través del calor un cadáver a cenizas. Los hornos son de tipo industrial y su tamaño varia entre uno y otro, dependiendo del tamaño de la mascota que se pretenda cremar. Los hornos alcanzan temperaturas cercanas a los 1000 grados.

Los hornos se caracterizan por estar fabricados con material que mantiene el calor en su interior impidiendo que se escape hacia el exterior, por este motivo son muy pesados, además deben ser capaces de reducir al máximo las partículas contaminantes generadas durante el proceso de cremación y que son liberadas por la chimenea hacia el medio ambiente.

Whatsapp