Tambor

Tesoro mío:
Me enseñaste a ser madre, a tener ese sentimiento de responsabilidad eterna contigo, fuiste fuerte y luchamos juntos muchas batallas mi fiel compañero.
Fuiste y serás siempre un bebé único, aún recuerdo en el año 2015 cuando llegaste a mis brazos y lo más difícil que he tenido que vivir en mi vida es dejarte ir.
Tú abuela, tu papá, tus tíos y tú mamá te amarán eternamente más allá de esta vida.
Espero volver a verte, te extraño tanto mi amor.
Gracias por todo lo que hiciste por mi…
Te amamos tesoro de mamá

Compartir

WordPress Lightbox